Cargando

Corma, Chile: Volúmenes del transporte forestal se han visto afectados por el coronavirus

  • 28 Abr, 2020
  • 0

La industria forestal en la región de la Araucanía en Chile se posiciona como una de las más robustas e importantes en materia económica, ya que aporta el 55% de las exportaciones de la región. Sin embargo, la pandemia del coronavirus (Covid-19) le ha traído dificultades. De acuerdo con Alejandro Casagrande, presidente de Corma Araucanía, gremio que reúne al rubro, el transporte forestal se ha visto afectado en los volúmenes por la menor producción y por cambios de rutas, debido a los cordones sanitarios y al bloqueo en algunas ciudades y pueblos.

En ese sentido, reconoció que «seguir operando ha significado un gran esfuerzo para nuestros trabajadores y empresarios, lo consideramos un gran aporte tanto para el país como la región, no olvidemos que 1 de cada 6 familias en nuestra región percibe ingresos provenientes de la actividad forestal, son aproximadamente 35 mil puestos de trabajo, directos e indirectos».

Casagrande explicó que la industria está operando, pero a un menor ritmo y tomando todas las medidas preventivas. «Hay que recordar que antes del coronavirus ya venía afectada por la menor demanda de algunos productos, entonces esto unido a las medidas preventivas para proteger a su gente, ha generado la disminución de la actividad especialmente en algunos aserraderos».

Pese a lo anterior, en el en el último mes se ha vuelto vital el desempeño del sector, puesto que, por ejemplo, más del 80% de la producción total país de celulosa que se destina al mercado interno tiene como destino productos esenciales.

Por ese motivo, la actividad forestal y maderera es considerada dentro de las actividades productivas para mantener abastecimiento de productos sanitarios durante la emergencia, como toallas secantes, pañuelos desechables, papel higiénico, ropa clínica, mascarillas, ropa sanitaria para hospitales, artículos de limpieza, embalajes de medicamentos y alimentos.

Medidas frente al coronavirus

Para enfrentar la pandemia, las empresas del sector han actuado preventivamente y eso ha significado priorizar el cuidado de sus trabajadores, estableciendo turnos alternados, realizando el trabajo administrativo mediante teletrabajo, disminuyendo la densidad de trabajadores en los diferentes procesos para favorecer el distanciamiento social, estableciendo transporte hacia y desde las faenas con menos pasajeros, aplicando protocolos sanitarios en las plantas y faenas en el bosques y empleando detenciones tipo cuarentena.

«Ciertamente esto implica trabajar y producir a un menor ritmo. No estamos operando en forma normal, pero tenemos muy claro que vivimos una emergencia que se ha sentido muy fuerte en nuestra región y que debemos extremar los cuidados y apoyar las medidas sanitarias», dijo Casagrande.

También se han implementado medidas de higienización, control de la temperatura, cuestionarios de salud, envío a sus casas a las personas mayores a de 65 años o que tengan algunas de las enfermedades definidas como críticas para el sistema inmune y uso de mascarillas en todos los procesos. «Con estas medidas hemos logrado un bajo número de trabajadores afectados», concluyó Casagrande.

FUENTE: MundoMaritimo.