Cargando

Coronavirus: Gobiernos de Latinoamérica no contemplan restricciones a recaladas de buques de carga.

  • 16 Mar, 2020
  • 0

Ante la propagación del Coronavirus (COVID-19) los gobiernos de América Latina han tomado una serie de medidas para evitar la propagación de la pandemia sin contemplar hasta ahora la restricción de la recalada de buques de carga. Por otra parte, sí se han establecido controles a tripulantes y pasajeros, mientras que Chile, Perú y Ecuador optaron por suspender las recaladas de cruceros a sus puertos. 

En el caso de Chile, el ministro de Salud, Jaime Mañalich confirmó a través de su cuenta de Twitter que desde las 8 de la mañana del domingo 15 de marzo se suspendió la recalada de cruceros en todos los puertos del país.

A su vez la cartera de Estado informó que hay dos cruceros que se mantienen en cuarentena. El primero corresponde al crucero «Azamara», que zarpó el 9 de marzo del puerto de Ushuaia, en Argentina y que tenía programado recalar en el Puerto de Chacabuco, sin embargo, se prohibió el desembarque de sus 675 pasajeros y 398 tripulantes.

La segunda nave corresponde al «Silver Explorer», en el que viajan 120 tripulantes y 111 pasajeros. De este crucero descendió en Caleta Tortel, una persona de 83 años, que resultó positivo de COVID-19.

Mientras que, en Perú, el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) informó que por un período de 30 días se suspendió el arribo de cruceros. No obstante, no descartaron que la medida se amplíe en base a la evolución de la pandemia.

En cuanto a los buques de carga se estableció que previo a su recalada, deberán fondearse en la bahía, donde especialistas de Sanidad Marítima Internacional (SMI) examinarán a los tripulantes para descartar algún caso sospechoso. Sino detectan un posible portador del COVID-19 se permitirá al buque su ingreso al muelle, en caso contrario se enviará al afectado a un centro de salud, debiendo permanecer la nave fondeada en un área de cuarentena, que determinará la Autoridad Marítima.

Ecuador y Colombia

En Ecuador, el Ministerio de Transportes y Obras Públicas (MTOP) prohibió a partir del 15 de marzo el ingreso de ciudadanos extranjeros, por vía aérea, marítima, fluvial y terrestre.

A su vez se suspendió el ingreso de pasajeros y tripulación de cruceros en todos los puertos de ese país.

Asimismo, el Sistema Portuario Nacional Público y Privado extremará las medidas sanitarias con el propósito de que el transporte de carga internacional no se vea afectado, a fin de evitar pérdidas económicas.

En tanto que, en Colombia, el Gobierno suspendió el tránsito y desembarco de cruceros desde el 12 de marzo.

Panamá

Asimismo, la Autoridad Marítima de Panamá (AMP) determinó que en todos sus puertos se suspenda temporalmente el desembarque y embarque de pasajeros y tripulantes de cruceros procedentes de países considerados de riesgo: China, Italia, Irán, Corea del Sur, España y Francia.

En lo que respecta a las embarcaciones de uso doméstico podrán continuar operando con pasajeros y tripulantes de Panamá. De igual forma podrán hacerlos las embarcaciones tipo ferry sólo con pasajeros de ese país o residentes extranjeros.

Mientras que los buques internacionales que requieran de servicios marítimos auxiliares, las personas que los presten deberán incrementar sus medidas sanitarias y evitar su contacto con la tripulación.

En cuanto a las operaciones portuarias de naves comerciales internacionales que arriben a los puertos, sólo se permitirá el arribo de las personas que resulten indispensables para su operación.

También los procedimientos ship to ship, de suministro de combustible y agua deberán regirse por las normas de la AMP y el Ministerio de Salud.

Argentina

En el caso de Argentina, la Secretaría de Acceso a la Salud estableció una serie de recomendaciones para la atención de buques permitiendo el desembarco de tripulación y/o pasajeros asintomáticos que no haya transitado durante los últimos 14 días por zonas de transmisión sostenida del COVID-19.

En tanto, que se instó a aquellas naves que transitaron durante los últimos 14 días por zonas de transmisión sostenida con tripulación y/o pasajeros asintomáticos se debe restringir el descenso del buque y aislamiento.

En la situación que el buque cuente con al menos un pasajero y/o tripulante sintomático que haya transitado los últimos 14 días por zonas de transmisión sostenida o se configura algún caso sospechoso, se deberá declarar a la nave en cuarentena.

En ese contexto, el Cons­­orcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca dispuso que por el plazo de quince días corridos una restricción para el tránsito de tripulantes de buques que arriben a terminales y sitios del ámbito de jurisdicción portuaria local, provenientes en forma directa de puertos de las «zonas afectadas» por el COVID–19.

En el Puerto de Buenos Aires recaló el crucero «Viking Jupiter», el que durante 17 días no detectó casos de Coronavirus o sospecha de contagio, por lo que tras un exhaustivo control al buque se permitió el desembarco.

México y Brasil

Por su parte, el subsecretario de Prevención y Promoción de Salud de México, Hugo López-Gatell declaró -el pasado 12 de marzo- que su país «no pretende, ni piensa hacer, restringir los viajes internacionales hacia México, ni cerrar fronteras, ni puertos marítimos», según consignó la Agencia EFE.

En el caso de Brasil, El 14 de marzo, el Ministerio de Salud anunció que la restricción del arribo de cruceros será evaluada individualmente, según informó Jovem Pan.

Además, la ANTAQ recomendó que, en caso de sospecha de coronavirus en alguna nave, se debe informar inmediatamente a las autoridades sanitarias competentes.

FUENTE: MundoMaritimo.