Cargando

Exportadoras textiles peruanas: más tecnología y calidad para mantener competitividad

  • 26 Sep, 2019
  • 0

Las empresas exportadoras del rubro textil han invertido en tecnología para ser más eficientes y elevar la complejidad de sus prendas. Además están apostando por la sostenibilidad para diferenciarse de otros mercados.

Las empresas exportadoras peruanas del rubro textil están invirtiendo más en tecnología y elevando sus estándares de calidad en respuesta a la inestabilidad económica y a la mayor competitividad de las empresas extranjeras con las que compiten. “Existe una gran incertidumbre por la situación comercial entre Estados Unidos y China, lo que viene afectado nuestro sector; vemos una gran inestabilidad en el precio de materias primas”, advirtió Guillermo Lazarte, gerente comercial de Inca Tops. Además, las exportadoras internacionales con las que compiten en sus mercados de destino —de países como China, India, Italia y Honduras— tienen cada vez más apoyo de sus gobiernos y una mano de obra más barata, por lo que ofrecen menores precios.

En respuesta, las peruanas están “haciendo prendas de mayor complejidad”, según Juan José Córdova, gerente general de Textil del Valle, marca que tiene en su cartera de clientes a internacionales como Lacoste y Ralph Lauren. A los productos tradicionales de algodón y fibra de alpaca se suman mezclas de materias primas que buscan responder a la demanda —hoy más exigente— de los consumidores.

A la fecha el contexto más complejo aún no se ve reflejado en las ventas de las exportadoras del rubro textil, por la mayor inversión en tecnología que vienen haciendo para automatizar parte de sus procesos, reducir costos, y tener productos de mayor valor agregado. Según datos de la Asociación de Exportadores (Adex), las 100 principales exportadoras textiles locales registraron envíos por US$107.6 millones, 10% más que hace un año. “Hemos invertido en corte, estampado y costura para hacer más eficientes los procedimientos. Hoy, por ejemplo, los cortes que tenemos son automáticos“, señaló Fernando Raffo, gerente general de Southern Textile.

Empresas como Inca Tops también han reforzando sus cadenas de abastecimiento y han invertido en nuevas tecnologías de empaque, etiquetado y sistemas de información con el objetivo de “desarrollar nuevos clientes y mercados”. “Nuestras inversiones buscan mantenernos competitivos a nivel internacional”, remarcó Guillermo Lazarte, gerente comercial de la empresa. Por su parte, el Grupo Michell ha invertido en tecnología para desarrollar nuevos tipos de hilados que responda a la mayor demanda por mezclas de alpaca con otras fibras naturales, como seda y lana. “Ahora estamos trabajando en implementar un sistema que haga más trazables los lotes; dónde se hacen, quién los hace y de dónde vienen. Es un tema que el mercado pide”, recalcó Raúl Rivera, gerente de marketing de Michell & Cia. Inca Tops ya ofrece hilados de alpacas de lotes trazables.

Las empresas también están enfocándose más en la sostenibilidad de sus productos, en línea con las tendencias del mercado. “Los clientes finales cada día requieren más y más información sobre el origen de sus productos. Así mismo existe una preocupación mayor por consumir productos sostenibles y amigables con el medio ambiente”, expresó Guillermo Lazarte, gerente comercial de Inca Tops. Juan José Córdova, gerente general de Textil del Valle, adelantó que al 2020 van a reprocesar el 50% del agua usada para evitar que sea desperdiciada, y que un 50% de su energía eléctrica se obtendrá a través de paneles solares. Las marcas consultas también están trabajando en usar materias primas recicladas para sus procesos de producción. “Hemos creado una línea que se hace en base a las materias primas que nos sobran. El tratamiento es autosostenible”, comentó Rivera, de Michell & Cia.

EL SIGUIENTE PASO

Las exportadoras del rubro textil coinciden en que es necesario un mayor apoyo del gobierno para mantenerse competitivas ante la mayor competencia internacional. Un ejemplo a seguir podría ser el de Honduras, donde se desarrolló una iniciativa gubernamental que priorizó cuatro sectores claves: turismo, textiles, manufactura intermedia y servicios de apoyo a negocios. “En resumidas cuentas, con el programa en tres años el sector textil creció siete veces. Se enfocaron desde temas laborales, tributarios y de calidad de agricultura”, manifestó Juan José Córdova, gerente general de Textil del Valle. Agregó que ya se han reunido con el titular del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur), Edgar Vásquez, para trabajar una propuesta con asesoría de la consultora McKinsey, que también desarrolló el programa en Honduras.

La carencia de infraestructura logística, principalmente aquella ligada a puertos, también le resta competitividad a las empresas exportadoras. Beatriz Guitton, jefa de exportaciones de Michell & Cia, manifestó que “los exportadores de provincia tienen un costo logístico alto porque el único puerto que tiene el calado necesario y frecuencia de naves está en el Callao”. Por ejemplo, sostuvo Guitton, en el Puerto de Matarani la frecuencia de nave es de 20 días, versus en Callao donde la frecuencia de naves es de tres días.

Fuente Semana Económica