Cargando

Los agregados agrícolas de Chile, diplomacia indispensable

  • 03 Oct, 2019
  • 0

Chile es uno de los países más abiertos al mundo, su política comercial ha significado que en la actualidad tenga 28 acuerdos comerciales con 64 mercados y alcance al 63% de los consumidores mundiales, con acceso sanitario y fitosanitario para los productos más importantes.

El sector silvoagropecuario ha sido beneficiado de esta política de apertura y presenta ventajas comparativas que hace de Chile un país competitivo.

Al ubicarse en el hemisferio sur, contamos con producción agrícola de contra estación y gracias a nuestras condiciones geográficas y al plan de vigilancia y control de plagas del Ministerio de Agricultura, tenemos excepcionales condiciones sanitarias naturales y altos estándares de calidad e inocuidad.

También contamos con una diversidad de climas, lo que conlleva gran variedad de producción agrícola, la cual presenta una rica diversificación de productos, requeridos en el contexto internacional.

Nuestro objetivo es posicionar a Chile como proveedor de alimentos de calidad y sostenible, y para ello como Ministerio de Agricultura tenemos activada la diplomacia en los principales mercados de destino a través de los agregados agrícolas de Chile.

Ellos tienen como misión apoyar el proceso de apertura de mercado, actuando como nexo con la autoridad en el país de destino; anticipar y solucionar problemas sanitarios y administrativos que dificulten el proceso de exportación e investigar temas de innovación tecnológica relacionándose con actores del sector público y privado.

Para Odepa, los agregados agrícolas son fundamentales, ya que sin ellos sería imposible impulsar y facilitar el proceso exportador silvoagropecuario chileno.
Tenemos grandes desafíos, tales como diversificar y, sofisticar la oferta exportable de alimentos y aumentar su valor. Estamos convencidos que, para lo anterior, se debe fomentar y desarrollar la diplomacia del sector silvoagropecuario que presente a Chile como un país que cumple con altos estándares de exigencias en sus alimentos tales como condición, sabor, calidad, inocuidad y sostenibilidad, además de fortalecer los vínculos con nuestros pares internacionales para resolver divergencias los antes posible.

Fuente ODEPA