Cargando

Ministro (s) Vargas en INIA La Platina: “Es un polo de desarrollo para el agro»

  • 25 Jul, 2019
  • 0

“Estoy gratamente sorprendido con la tremenda labor que realizan los funcionarios de Inia La Platina, luego de ver sus instalaciones y de compartir con su personal en los laboratorios e invernaderos, pude constatar el tremendo aporte de sus investigaciones para el desarrollo de la agricultura nacional e internacional, se trata de un polo de desarrollo tecnológico fundamental para nuestra agricultura”. Con esas palabras el Ministro (s) de Agricultura, Alfonso Vargas, describió la importancia de incorporar innovación en una de las principales actividades económicas del país.

Las declaraciones las dio en el marco de una visita técnica que realizó a las dependencias del Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) en la región Metropolitana, donde constató los avances de diferentes áreas de trabajo, tales como: biotecnología, sanidad vegetal, residuos de plaguicidas y medio ambiente; programas de mejoramiento genético de cerezos y uva de mesa; virología, postcosecha y alimentos. “Da gusto ver que están enfocados en el desarrollo de nuevas variedades de exportación, tales como cerezos y uva de mesa, tan importantes para aumentar la competitividad de nuestra agricultura, además de otras materias de futuro como son la agricultura sostenible. La transformación del sector agrícola y el cuidado del medio ambiente deben ir de la mano, y son clave para alcanzar el desarrollo sostenible”, dijo Vargas.

Durante el recorrido por las instalaciones, la autoridad gubernamental estuvo acompañado del Director Nacional de INIA, Pedro Bustos; la Subdirectora de I+D, Marta Alfaro; y las autoridades regionales del Centro lideradas por Emilio Ruz y Evelyn Silva. Al respecto, la autoridad nacional de INIA señaló que “es muy importante este tipo de visitas. Hay pocas oportunidades en que un Ministro (s) nos dedica gran parte de su agenda para ver las actividades del instituto. Él se dio el tiempo de visitar las áreas más importantes. Conversar con la gente, preocupado de lo que se hacía…yo creo que con esta instancia se va a facilitar la labor del INIA cuando tengamos que conversar sobre los desafíos futuros”, indicó el Director Nacional de INIA.

En tanto, el Director Regional de INIA La Platina planteó al Ministro (s) de Agricultura dos desafíos en los que están trabajando el Centro Regional de Investigación. Por una parte, la cuarta revolución industrial que se refiere a la era digital, y, por otra parte, cómo generar una agricultura más equilibrada, es decir, una economía circular, donde la agricultura, el medio ambiente y los consumidores coexistan de una manera mucho más equilibrada y razonada. “Lo que está planteado y establecido en casi todos los países más desarrollados es que el modelo de producción actual es muy difícil que se pueda seguir sosteniendo, por muy bien que nos esté yendo en este momento”, aclaró.

Visita técnica

En el laboratorio de Biotecnología y cultivo in vitro, el Ministro (s) de Agricultura conoció varios aspectos en los que trabajan. Uno de ellos el trabajo del genetista de INIA La Platina, Patricio Hinrichsen, quien junto a otros investigadores lograron, después de 20 años de silencioso y paciente trabajo, realizar un catastro del ADN de plantas de vid viníferas y de mesa ubicadas en todo el territorio nacional, identificar nuevas cepas de vino que permitirían ampliar fronteras de producción de la industria. Mientras que, en el laboratorio de Sanidad Vegetal, el doctor en Biotecnología de INIA La Platina, Eduardo Tapia, expuso la importancia de controlar de manera sustentable y amigable con el medio ambiente, plagas y enfermedades que afectan la producción del sector. Una es la Lobesia botrana que amenaza la oferta exportadora de alimentos en Chile y la otra es Bagrada hilaris que afecta la producción de hortalizas de pequeños agricultores, principalmente.

Luego fue el turno del Laboratorio de Residuos de Plaguicidas y Medio Ambiente, donde el encargado, Sebastián Elgueta y su equipo de trabajo, detallaron los servicios y estudios que hace este laboratorio recientemente acreditado bajo norma ISO 17025, asegurando de este modo la calidad de los servicios. “Al tener este tipo de análisis vas eliminando las barreras de acceso al mercado y transparentando el sistema. Eso significa que muchos problemas que tienen los agricultores por mal uso o sobre utilización de plaguicidas, se pueden corregir o enmendar”, dijo Elgueta.

Posteriormente, el ministro (s) comprobó in situ el avance de los Programas de Mejoramiento Genético en Cerezos y Uva de Mesa. “Es una muestra perfecta de lo beneficioso que es incorporar tecnología e innovación en la fruticultura”, reiteró la autoridad al ser consultado sobre el aporte de ambos programas a la fruticultura nacional. “En la actualidad Chile es uno de los más importantes abastecedores de fruta en los mercados internacionales, lo que nos debe llevar a reflexionar constantemente sobre cómo mantener y aumentar ese liderazgo, y actuar con una mirada estratégica de futuro”, dijo el Ministro (s) de Agricultura.

Otro de los laboratorios visitados fue Virología y Postcosecha. En el primero, la encargada del laboratorio, Mónica Madariaga, le informó que prontamente INIA La Platina comenzará a ejecutar un proyecto que busca mitigar pérdidas producidas por virus en frutales de carozo. Mientras que, en Postcosecha, Edgar Álvarez, detalló toda la línea de trabajo para que las frutas lleguen a destinos cada vez más lejanos gracias a la incorporación de tecnología que ejecuta INIA.

Finalizando la jornada, se visitó el Laboratorio de Materias Primas y Alimentos, donde la Coordinadora Nacional del Programa de Alimentos de INIA, María Teresa Pino, junto a su equipo, presentaron los avances en torno a la generación de colorantes naturales. Después de tres años de investigación ya están en plena producción comercial la zanahoria morada y la betarraga de diferentes colores. Con ambos cultivos y otros que esperan probar en el futuro se puede dar color a lácteos, jugos, jaleas, aguas saborizadas e incluso golosinas, pero de una manera saludable y sin riesgo.

FUENTE: Ministerio de Agricultura