Cargando

¿Qué tan vulnerables son los puertos europeos al coronavirus?

  • 09 Mar, 2020
  • 0

El brote del virus COVID-19 (coronavirus) tiene un enorme impacto en la vida económica de China, con muchas fábricas y flujos logísticos todavía afectados. Como las cadenas de suministro mundiales están gravemente perturbadas, los centros de producción y consumo de todo el mundo están empezando a verse afectados por la situación en China y varias organizaciones están haciendo un seguimiento del efecto dominó del virus en el mercado mundial de transporte marítimo de contenedores, plantea un reporte de PortEconomics.

El número de zarpes cancelados desde los puertos chinos ha alcanzado niveles sin precedentes en las últimas semanas. Dado el tiempo de navegación entre Asia y Europa, el impacto total de estos en los puertos europeos sólo empezará a ser visible este mes. Por lo tanto, no sólo las cifras de tránsito del primer trimestre podrían verse afectadas, sino también los volúmenes del segundo trimestre.

De acuerdo a PortEconomics, todavía es pronto para evaluar cuánto tiempo persistirá la situación y cuántos itinerarios cancelados se anunciarán en las próximas semanas y meses. Si la situación en China no se normaliza a fines de este mes, los efectos en las cadenas de suministro mundiales podrían ser notables hasta el otoño o el invierno septentrional de 2020. Una eventual normalización de la situación en China podría dar lugar a un repentino aumento de los volúmenes de contenedores y a una escasez temporal de la capacidad de los buques.

Variado impacto

Los puertos europeos muestran diferentes grados de vulnerabilidad a los efectos del coronavirus. Entre los puertos de contenedores europeos, Róterdam (Nº 1 en Europa) y Hamburgo (Nº 3) son los que manejan el mayor número de contenedores en relación con China. Además, China representa alrededor del 30% de la movilización de contenedores de Hamburgo y alrededor de una cuarta parte del volumen de Róterdam. Estas cifras no incluyen los flujos de transbordo intraeuropeos vinculados a los servicios de línea principal desde/hacia China.

El segundo puerto de contenedores más grande de Europa, Amberes, está menos expuesto a China: 12% del total de TEUs manipulados en 2019. Valencia (Nº 5 en Europa en 2019) y Bremerhaven (Nº 7) muestran una dependencia relativa similar respecto de China.

Es probable que el coronavirus tenga un impacto negativo de moderado a fuerte en el comercio de contenedores entre China y Europa en 2020. Sin embargo, el posible impacto en los puertos europeos variará enormemente. Si la crisis provoca una disminución del 8% del volumen de contenedores chinos en los puertos europeos en 2020, Hamburgo perdería un potencial de crecimiento en 2020 de 2,3 puntos porcentuales y Róterdam unos 2 puntos porcentuales. Otros puertos están menos expuestos, con una pérdida de 0,8 a 1 punto porcentual en el potencial de crecimiento.

Evidentemente, los efectos adversos serán mucho mayores si se asume un escenario dramático que lleve a una disminución anual de los volúmenes de contenedores chinos del 25%. En tal caso, el crecimiento del TEUs de Hamburgo en 2020 podría reducirse en 7,1 puntos porcentuales, mientras que en Róterdam se observaría una caída de 6,1 puntos porcentuales. Para los demás puertos las cifras oscilan entre 2,5 y 3,1 puntos porcentuales.

Sin embargo, según PortEconomics, los anteriores son sólo escenarios. En las próximas semanas/meses se podrá medir y analizar los efectos reales del virus en los puertos de China y en las regiones afectadas de otras partes del mundo.

FUENTE: MundoMaritimo.