Cargando

Resiliencia: La cualidad que otorga el exceso de capacidad a la cadena de suministro de contenedores

  • 15 Jul, 2020
  • 0

Con frecuencia se asume que el exceso de capacidad es uno de los grandes problemas sin resolver en el sector de los portacontenedores, cuya principal y no deseada consecuencia es la presión a la baja de las tarifas de transporte. De acuerdo con datos de BIMCO en el curso de los último diez años, la flota creció en un 75,6% hasta alcanzar los 22,96 millones de TEUs a fines de 2019, con un componente característico: Los ULCS (buques superiores a 15.000 TEUs) cuya presencia en la flota en el mismo periodo pasó de 1% al 13%.

Lars Jensen, CEO SeaIntelligence Consulting, refresca este debate al rescatar un elemento: la notable resiliencia del suministro de contenedores. A través de su cuenta de Linkedin el consultor subraya que «la resiliencia en una cadena de suministro también significa – por necesidad – que tiene que haber un exceso de capacidad».

Detalla además que «sin exceso de capacidad no hay opción para atender las inevitables oscilaciones de la demanda de una semana a otra», por cuanto mientras más grandes sean los cambios que se puedan atender, mayor será la necesidad de exceso de capacidad para manejar estos cambios, explica.

Según plantea al parecer, el enfoque de reducir la capacidad no solo tiene como consecuencia el equilibrio del marcado, ya que «minimizar el exceso de capacidad, eliminando el desperdicio, también equivale a una reducción de esta resistencia en la cadena de suministro».

Jensen sostiene que la industria del transporte marítimo de contenedores – tanto las líneas navieras como los expedidores- «se han centrado a lo largo de las décadas en el precio, el costo y la optimización de la cadena de suministro con el fin de minimizar el ‘desperdicio’ en el sistema. Pero no se ha centrado mucho en la resistencia».

En este punto señala que pareciera ser que que los expedidores dan por sentada la capacidad de recuperación, «pero no quieren pagar por ella más allá del costo asociado exactamente a la travesía con el viaje exacto de su propio contenedor».

Mientras que, en la vereda del frente, las líneas navieras «han estado demasiado dispuestos a proporcionar un exceso de capacidad en su búsqueda de participación en el mercado sin preguntarse cómo llegar a ser rentables».

Esto es, por supuesto una situación claramente general Lars Jensen por lo que estima que «la industria necesita llegar a un acuerdo sobre el nivel de resiliencia necesaria, y cómo pagarla sin depender de un exceso de peaks de tarifas seguidos de fuertes caídas».

FUENTE: MundoMaritimo.cl