Cargando

Transporte marítimo mundial de contenedores podría disminuir un 30% en los próximos meses

  • 24 Abr, 2020
  • 0

Los centros de almacenamiento están copados con productos como refrigeradores y lavadoras, dado que el retail solicitó a las compañías de transporte que retrasen las entregas, lo que puede arrastrar al transporte marítimo de contenedores hasta un 30% en los próximos meses, indicó Esben Poulsson, presidente de la Cámara Marítima internacional (ICS, por su sigla en inglés). Esta ralentización ha hecho caer la actividad de transporte marítimo probablemente alrededor del 15% en lo que va de año en medio de la pandemia de coronavirus, añadió Poulsson, quien proyectó que la disminución del segundo trimestre, en comparación con el año pasado, dependerá de la medida en que los gobiernos reabran las economías.

«Los stocks de bienes como ropa, textiles, electrodomésticos, están llenos», dijo Poulsson por teléfono la semana pasada. «Hemos escuchado a los consignatarios de estos bienes preguntar a las líneas navieras si pueden almacenar estos bienes por un período de tiempo o ralentizar sus buques o básicamente retrasar la entrega», añadió el representante de la ICS. De hecho, navieras como CMA CGM y MSC han levantado ofertas que les permitirán retrasar la entrega de los contenedores en los puertos de destino, cediendo espacios de almacenamiento en diferentes en forma temporal en sus centros de almacenamiento en diferentes puntos del globo hasta cuando sea necesario.

La caída es un revés para las líneas navieras globales como Cosco Shipping y ONE, que comenzaron el año con fuerza cuando los volúmenes comerciales saludables permitieron a la industria del transporte marítimo aumentar las tarifas. Ese optimismo se ha evaporado ahora, ya que el brote de virus ha obligado a los consumidores a quedarse en casa, frenando las ventas al por menor en los mayores mercados de consumo.

Las reservas anticipadas de transporte desde Asia a América del Norte y Europa se han ralentizado en abril y mayo, según el CEO de ONE Jeremy Nixon. Y la situación no es menor, la baja demanda de capacidad ha llevado a la flota inactiva de portacontenedores a un fuerte aumento, llegando a los 2,20 Mteu -correspondientes a 385 unidades- al 13 de marzo. Se espera que esta cifra aumente las próximas semanas y que también incremente la cantidad de itinerarios cancelados. Igualmente, se cree que el próximo festivo por el Día del Trabajo en mayo podría desencadenar una nueva ronda de recortes de capacidad.

En Estados Unidos, los contenedores que ingresan por el Puerto de Los Ángeles se desplomaron un 26% en marzo con respecto al año anterior, mientras que el desempeño en la movilización de contenedores en Singapur cayó a su peor lectura desde agosto, mientras que la productividad de Hong Kong volvió caer por debajo de la media después de un breve respiro en febrero.

«Algunos buques portacontenedores han estado funcionando a sólo un 20% de su capacidad y se han cancelado numerosos zarpes», dijo Tim Huxley, presidente de Mandarin Shipping Ltd., en una entrevista. «Nuestros cinco portacontenedores han estado transportando menos y también hemos tenido que soportar algún tiempo de espera entre cada trabajo».

El dolor financiero producido por el cierre de las principales economías se está extendiendo por toda la cadena de suministro, dijo Lee Klaskow, analista senior de logística de Bloomberg Intelligence. «Las industrias de transporte de graneles, Ro-Ro y de contenedores serán las más afectadas cuando las industrias de servicios se detengan y la capacidad de fabricación se quede ociosa», agregó.

¿Hacia dónde se avanza?

Para reaccionar ante la disminución de las exportaciones de Asia, ONE ha reducido los itinerarios regulares de la región hacia el norte de Europa, el Mediterráneo y América del Norte, aseguró Jeremy Nixon. Una pregunta importante para la industria ahora es cuándo podría repuntar la demanda y si el comercio mundial se verá permanentemente alterado por la pandemia. «A largo plazo, seguimos viendo fuertes requerimientos comerciales para el comercio mundial y el transporte marítimo de contenedores», aseguró Nixon. «Pero el desafío será ver cuál es el crecimiento después del coronavirus».

Sin embargo, se aprecian nubarrones que podrían indicar lo contrario. Uno de ellos es el análisis realizado por Alphaliner sobre el Altman Z-Scores de las navieras top del mundo a fines de 2019, el cual arrojó que siete de las once navieras tienen Z-Scores inferiores a 1,3, lo que indica una probabilidad «muy alta» de una posible insolvencia. Las otras cuatro (Hapag-Lloyd, Maersk, OOIL y Wan Hai) tenían Z-Scores más saludables de 1,72 a 1,92 puntos, pero también podrían estar bajo presión si la contracción de la demanda se prolonga durante un período prolongado.

FUENTE: MundoMaritimo.